sonrisa - valor agregado

Una sonrisa lograda gracias a un buen valor agregado

En el negocio de la propiedad raíz, las negociaciones no son sencillas, pues la toma de la decisión por parte del cliente es compleja.

Hace unos días, me enfrenté con una negociación que resultó más difícil de lo que usualmente suele ser, pues el cliente mostró una posición hostil durante todo el proceso, sin embargo se logró concretar el cierre.

Se trataba de la venta de una casa que ya tenía algunos años, por lo que al finalizar, como un buen valor agregado le entregué al cliente el llavero original que los constructores regalaron al momento de entregar la casa, y por primera vez, desde que comenzó la negociación, lo vi sonreír, el impacto fue completamente positivo y podría afirmar que contribuyo a quitar el sinsabor de la compleja negociación que habíamos tenido.

Entrenador Gabriel Jaime Soto, Estrategia en Ventas.

¡No te pierdas ninguna historia!
Suscríbete
Mantente actualizado en los temas que más te gustan de ventas
Invalid email address
Pruébalo. Puede darse de baja en cualquier momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?