cows, curious, cattle

Resumen de acuerdos – Vendimos 800 bultos del producto que no era

Esa semana habíamos estado en la finca de Don Gustavo, un cliente tradicional de nuestra empresa. El negocio lechero iba muy bien y la asesoría que le brindábamos para mantener a sus animales sanos y en los niveles de productividad esperados, mantenía muy a gusto a Don Gustavo. Después de la visita a la finca, confirmamos un nuevo pedido de nuestra marca Italsal que tiene dos tipologías: lechería y trópico, la que más se vende es Italsal trópico porque es la que tradicionalmente ha sido utilizada en muchas fincas. En esa ocasión el resumen de acuerdos que hicimos no fue muy claro y yo entendí que esta vez el cliente solicitaba 800 bultos de Italsal lechería. Este pedido nos emocionó a mi y a mi jefe porque era una cantidad considerable y porque este producto no suele rotar tanto. Procedimos entonces a hacer el requerimiento a la planta que nos tuvo listo el despacho en tiempo récord. Cuando llamé a Don Gustavo para coordinar la entrega le mencioné que los 800 bultos de Italsal lechería estaban listos para ser entregados, a lo que Don Gustavo me respondió: «Yo le pedí 800 bultos de Italsal trópico, de donde sacó que era de lechería?», en ese momento entendí el grave error que había cometido al asumir un dato tan delicado con tantas implicaciones para la compañía.

Mi jefe lo único que me dijo fue: «Dígale que nos dé un par de días más para producir de nuevo los 800 bultos y nos va a tocar hacer una labor titánica con el equipo para evacuar ese inventario porque no podemos tener 800 bultos de Italsal lechería ocupando un espacio en la bodega que podría estar siendo destinado a productos de mejor rotación».

Mis compañeros y yo hicimos una estrategia de choque con algunos clientes a los que les ofrecimos el producto y logramos evacuar el inventario en una semana, algo realmente sorprendente. De toda esta situación lo positivo fue que logramos hacer dos grandes ventas: 800 bultos de Italsal lechería y también de trópico y además nos quedó a todos la gran lección de que jamás un resumen de acuerdos debe darse por sentado, mucho más si se trata de una venta de una cantidad tan considerables.

Asesor Técnico – Comercial, Italcol, Zona Norte

¡No te pierdas ninguna historia!
Suscríbete
Mantente actualizado en los temas que más te gustan de ventas
Invalid email address
Pruébalo. Puede darse de baja en cualquier momento.

4 comentarios en “Resumen de acuerdos – Vendimos 800 bultos del producto que no era”

    1. De acuerdo Jose, es fundamental no sólo dejar por escrito lo acordado, sino verificarlo por ambas partes para saber que todo está correcto.
      ¡Saludos!

    1. Si Ernesto, antes de finalizar la reunión se deben revisar el resumen de acuerdos para que tanto el cliente como el vendedor estén de acuerdo y tengan la misma información.
      ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?